Estudio revela que el cerebro de los músicos es más desarrollado

 

Según un estudio, ciertos procesos cerebrales en estas personas hacen que se les facilite la composición de melodías y canciones.

La investigación, realizada por expertos de la Universidad de Nuevo México en Albuquerque, Estados Unidos, empleó jóvenes compositores para determinar qué zonas del cerebro se activaban cuando componían y de qué forma esto ayudaba al desarrollo cerebral.

Para lograr esto, los profesores encargados entrevistaron músicos y les preguntaron qué tan seguido hacían música, si escribían sus propias canciones o si en algún momento improvisaban.

De acuerdo con los expertos, la superficie del cerebro que se activa cuando se hace música es también aquella que genera mayor potencia cerebral. “Ciertas estructuras específicas del cerebro trabajan para ayudar a las capacidades musicales de cada individuo y a partir de esto, identificamos las regiones que deben ser estimuladas para cultivar creatividad musical”, afirmaron.

El estudio, que fue liderado por el profesor de teoría musical David Bashwiner y el profesor de neurocirugía Rex Jung, también reveló que el cerebro de aquellos músicos que son creativos es diferente y, sobretodo, más desarrollado que el de las personas que limitan su creatividad.

Ludwig Van Beethoven es considerado un genio por la calidad de composición de sus sinfonías. Imagen tomada de: Wikimedia Commons

Por otra parte, el neurólogo Miguel Paz aseveró: “indudablemente cuando un músico compone una canción se activan muchas áreas cerebrales que procesan información y crean un circuito que desemboca en un producto final en el que se mezclan melodías, ritmos y armonías.” De igual forma, el ingeniero musical y compositor Jorge Alberto Arango aseguró que los más claros ejemplos de genialidad musical, por su alta capacidad de composición, son Wolfgang Amadeus Mozart y Ludwig Van Beethoven. Además, considera qué estéticamente sus composiciones son imposibles de igualar en la actualidad incluso para grandes compositores como el argentino Daniel Barenboim.

Sin embargo, los profesores Jung y Bashwiner aclararon que la práctica también es un factor esencial para lograr un nivel superior de creación artística, incluso que pueda alcanzar el de músicos genios, a la vez que dijeron que la práctica de composición musical ayuda a otras habilidades como la lectura y las matemáticas.

MÁS INFORMACIÓN

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *